El gozo de Cristo estaba y está compuesto por lo siguiente:
1. La gloria que Cristo dejó cuando descendió a las partes más bajas de la tierra (Efesios 4:9); por eso, poco antes de Su ascensión ruega diciendo, ‘Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese’ (Juan 17:5).
2. Todas las cosas añadidas por la obra de la redención, tales como:

(1) Una manifestación más clara de los atributos divinos de Dios.

(2) La exaltación de Su naturaleza humana.

(3) Acto seguido, la redención y salvación del hombre.

(4) Las alabanzas que deberán ser dadas a Él por todas las edades.

(5) La predicación del evangelio por todo el mundo.”

 

Comentario de Hebreos, Vol.2, p.928

Publicar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 5 =