Muchas veces nos topamos con la idea errónea de que Dios hizo todo lo que hizo por nosotros, sin embargo las Escrituras nos enseñan algo completamente diferente. Aquí en palabras de Jonathan Edwards:

“Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz entre los hombres en quienes El se complace.” – Lucas 2:14

“Que la gloria de Dios sea el más alto y último fin de la obra de redención, es confirmado por el canto de los ángeles en el nacimiento de Cristo… debe de suponerse que ellos sabían cuál era el fin de Dios al mandar a Cristo al mundo; y que su regocijo en esa ocasión, sus mentes se regocijaran más en aquello que era más valioso y glorioso de esto, lo cual debe consistir en su relación con su principal y ultimo fin. Y además debemos suponer, que la cosa que principalmente ocupó sus mentes fue la más gloriosa y gozosa en este asunto; y sería lo primero en la canción que era expresar los sentimientos de sus mentes, y la exaltación de sus corazones.”

Jonathan Edwards (Obras, vol.1, p.110)

Publicar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

24 − = 15