Muchas veces nos frustramos cuando hacemos preguntas y nadie, ni siquiera muchos pastores, puede responder a preguntas que surgen de la lectura diaria de las Escrituras, preguntas que todo creyente debería saber. En este pequeño artículo podemos encontrar la respuesta a esta interesante pregunta de la mano de Albert Barnes y Charles Spurgeon.

“Por amor a mi nombre contengo mi ira, y para mi alabanza la reprimo contigo a fin de no destruirte.” (Isaías 48:9) LBLA.

Albert Barnes escribe, “De aquí se aprende – 1. Que Dios actúa con referencia a Su propia gloria, para manifestar Sus propias perfecciones, y asegurar Su alabanza. 2. Que la razón por la que los malvados no son cortados lo antes posible en sus transgresiones es, para que Él pueda mostrar Su paciencia, y asegurar alabanza por Su longanimidad. 3. Que la razón por la que los justos son mantenidos en medio de sus frecuentes fallas en sus deberes, sus infidelidades, y sus muchas imperfecciones, es para que Dios reciba la gloria al mostrar Su fidelidad de pacto. 4. Que es una evidencia de piedad, y una que es indispensable, que deba haber una disposición en que Dios deba asegurar Su propia gloria a Su propio modo, y que deba haber un constante deseo de que Su alabanza sea promovida, sin importar que pueda ocurrir con Sus criaturas.” (BN, Isaías, Vol.2, p .189)

Charles Spurgeon escribe, “Por lo cual nos regocijamos, y lo creemos deleitoso que Dios este apuntando hacia la manifestación de Su propio carácter, y en todas Sus obras este recibiendo para Sí un gran, eterno, y glorioso nombre.” (El Púlpito del Tabernáculo Metropolitano, Vol.37, p.575)

1 Comentario

Emilio Abel Haro Quevedo

Deseo recibir los artículos de Spurgeon para deleitarme con su lectura y gozarme en la gracia de Dios.
Bendiciones.


Responder

Publicar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

25 − 20 =