«Desde toda la eternidad el Hijo de Dios ha amado a Su pueblo desde la antigüedad, «Sus delicias eran con los hijos de los hombres.» Mucho antes de venir a la tierra, de tal manera amó a los hombres que Su Padre le había dado, que determinó ser uno con ellos, y pagar por su redención el altísimo precio de vida por vida. Él observó a todos sus escogidos en el cristal de su presciencia y los amó con un amor eterno. ¡Oh, el amor que brillo en el corazón de nuestro Redentor «En el principio»! Ese mismo amor nunca conocerá un fin. En esto nos muestra Su gloria. Él nos amó tanto, que el cielo no pudo contenerlo; nos amó de tal manera que descendió para redimirnos; y habiendo llegado entre nosotros en medio de nuestro pecado y vergüenza, Él nos seguía amando. «Habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, El los amó hasta el fin» ¡Amor, tú has alcanzado tu mayor gloria en el corazón del divino Salvador! Y la gloria de este amor, que no tiene principio, límite, cambio, o fin es la misma sangre vital del Evangelio. El amor de Jesús son buenas nuevas de gozo. Nuestro gran Médico ama a los enfermos y se deleita en sanarlos. Él entra en las salas entre los paralíticos y los enfermos de peste con un intenso deseo de bendecirlos, Jesús es el amigo de los pecadores. Cuan entusiasmada canta mi alma a Él “Jesús, amante de mi alma” ¡Un Evangelio de gracia que descansa en la gloria del amor de Cristo! (El púlpito del Tabernáculo Metropolitano, Vol.35, p.172)

“Mucho antes que fuesen encendidas las lumbreras del Cielo o que las estrellas comenzaran a brillar en el firmamento, cuando todavía el mundo dormía en la mente de Dios así como duermen bosques aún no nacidos dentro de un capullo, nosotros ya estábamos en el corazón de Cristo… Y podemos estar infaliblemente seguros que Su ojo previsor nos observó, y que Su corazón nos amó desde la eternidad cuando aún no habíamos sido hechos…”

Charles Spurgeon (El púlpito del Tabernáculo Metropolitano, Vol.41, p.603-604).

Traducido por José de la Puente

Publicar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 64 = 65