“Notemos en este verso, la manera reverente y discreta con la cual el ángel Gabriel habla del gran misterio de la encarnación de Cristo. En respuesta a la pregunta de la Virgen, ‘¿Cómo será esto?’ él usa estas notables palabras: ‘El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra.’ Haremos bien en seguir el ejemplo del angel en todas nuestras reflexiones en este profundo tema. Tratemos esto siempre con santa reverencia, y abstengámonos de aquellas especulaciones inapropiadas e improductivas, en las cuales algunos se permiten infelizmente. es suficiente para nosotros saber que ‘el Verbo fue hecho carne,’ y que cuando el Hijo de Dios vino al mundo, ‘fue preparado para Él un cuerpo’ real, de manera que Él ‘tomó parte de nuestra carne y sangre,’ y fue “nacido de mujer.’ (Juan 1:14; Heb. 10:5; Heb. 2:14; Gal. 4:4). Aquí debemos detenernos. La manera en la cual todo esto fue afectado está sabiamente ocultado de nosotros. Si tratamos de husmear mas allá de este punto, no haremos más que oscurecer el consejo por palabras sin conocimiento, y correr hacia donde los ángeles temen pisar. En una religión la cual realmente viene del cielo necesitan haber misterios. De tales misterios en el cristianismo, la encarnación es uno de ellos.” (Expository Thoughts, Lucas, Vol.1, p.26-27)

1 Comentario

BERTHA DIAZ

Gracias por sus articulos son de gran ayuda


Responder

Responder a BERTHA DIAZ Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + = 11